Trabajamos diferentes formas de plasmar LA FECHA

El tema de “La Hora” suele venir precedido por un pequeño apartado dedicado a la organización de los 365 días que la Tierra tarda en dar la vuelta alrededor del Sol y a su estructuración en semanas y meses. Así que, también hemos estado trabajando las diferentes formas en que reflejamos la medida del tiempo, a La Fecha.

ACTIVIDAD: Transformamos la fecha reflejada con palabras en números, y viceversa. Los primeros días recurrimos a una “chuleta” en la pizarra ya que, visualizando la correspondencia mes-número, resulta más sencillo retenerlo y dominarlo.

Además de fechas aleatorias, utilizamos también las de los cumpleaños de distintos miembros de la familia porque el “universo cumpleaños” resulta siempre un recurso tremendamente motivador.

Trabajamos diferentes formas de plasmar La Fecha

 

El de la fecha es un tema relativamente sencillo (una vez memorizados los meses del año, claro está) y quizás el único punto complejo sea el identificar y diferenciar los meses con 31 días de aquellos con 30. Para ello le he enseñado a Antón un truco muy sencillo que yo, con todos mis años, sigo utilizando porque hay un par de meses que siempre me generan dudas.

El truco del nudillo consiste en cerrar el puño e ir señalando los nudillos y los espacios que quedan entre ellos, a la vez que vamos enumerando los doce meses. Aquellos meses que coincidan sobre un nudillo corresponden a los que cuentan con 31 días, mientras que los que se señalan en los surcos son los de 30 (exceptuando febrero, claro).

Creo que resulta un truco mucho más sencillo que memorizar el refrán al que recurren algunos libros de texto: “Treinta días trae noviembre, con abril, junio y septiembre. De veintiocho sólo hay uno, y los demás, treinta y uno“.

Truco para diferenciar los meses de 30 y 31 días

 

Regla para saber los meses del año utilizando los nudillos de las manos

Actividades para estudiar LA HORA

Casi todos los cursos de Primaria incluyen un tema en la asignatura de Matemáticas dedicada a la lectura de la hora. Lo que varía de un curso a otro es el incremento de dificultad progresivo. Y debo decir que yo, particularmente, temo este momento del curso. Las dificultades principales de mi hijo residen en las matemáticas, en las cuestiones abstractas, y la forma en que hemos estructurado las 24 horas del día, resulta enormemente compleja. Quizás los adultos no seamos del todo conscientes porque es un recurso imprescindible y utilizado a diario. Lo hemos integrado en nuestras vidas de tal manera, que no somos capaces de percibir su complejidad. Hasta que nos toca enseñárselo a nuestros enanos… Los pobres se han pasado los últimos años intentado asimilar el sistema decimal y, cuando por fin lo consiguen, les lanzamos a este otro (el relacionado con la hora) que les despista por completo porque no tiene correspondencia alguna con el anterior.

Evidentemente, lo aconsejable sería que fueran dominándolo de forma progresiva y no en los 15 días que le asigna la programación: relacionándolo con sus costumbres y rutinas diarias, comenzando por las horas en punto, para seguir después con las medias y los cuartos, y no abordar el resto (“y”/“menos”) hasta tener esos conceptos completamente dominados.

Para trabajar este tema hemos fabricado un reloj que Antón pudiera manipular con cierta facilidad, dadas sus dificultades motrices. Hemos reutilizado la bandeja de cartón en el que la abuela nos mandó su último bizcocho (lamento esas manchas tan poco estéticas pero siempre es mejor reutilizar que malgastar) y sobre él hemos colocado pistas impresas para facilitar visualmente la comprensión de la forma en que está dividida esa unidad de medida del tiempo que denominamos HORA. Hemos transformado un par de piezas Lego en las manecillas de nuestro reloj que, al no estar ancladas, facilitan su manipulación. La roja indica las horas y la azul los minutos.

Para confeccionar el reloj me he inspirado en ideas extraídas de estos dos enlaces:

Gramer Dersleri- ¿Qué hora es? 

“Tell the time” clock – Free Printable

El primero es un espacio que ofrece recursos destinados a estudiantes de español. El segundo enlace incluye plantillas para relojes muy chulas y prácticas, el problema es que está en inglés y no tengo suficiente habilidad para modificarlas ni para crear unas nuevas imitando este modelo. Si alguien es capaz de hacerlo, se agradecería que lo compartiera 🙂

Recursos para enseñar la hora a los niños

ACTIVIDAD: Yo expreso en voz alta una hora y él la señala en el reloj. Una vez conseguida cierta soltura, hemos ideado una variante de este ejercicio que consiste en que yo escribo un listado con diferentes horas y él las vas reflejando en el reloj. A continuación, dispara una foto para que las podamos corregir posteriormente.

Esta idea tiene dos objetivos: Intentar hacer la actividad lúdica (1) y que Antón pueda trabajar de forma independiente (2), de forma que no me obligue a mí a estar a su lado indicándole la hora que debe componer.

Estamos trabajando desde el curso pasado para que sea lo más autónomo posible a la hora de estudiar y hacer los deberes, procurando que haga solo aquellos ejercicios/tareas en los que no necesita ayuda. Creo que una parte fundamental del progreso académico reside en que los niños aprendan a trabajar solos y a solas. Es al menos lo que me ha enseñado mi propia experiencia, dando clases particulares a niños en mis años universitarios y como madre, después.

Durante todo el primer curso de Educación Primaria y parte del segundo, tuve que luchar a diario con mi hija mayor para que hiciese los deberes en la mesa de su habitación y sola, limitando nuestra presencia a cuando no entendía algo o se quedaba atascada en alguna tarea. Lloró a diario, protestó y se resistió durante meses pero finalmente lo conseguimos. De hecho, apenas me enteré de los contenidos de la programación de cada curso en los restantes cursos de Primaria.

Al contrario que con Antón, que casi se puede decir que he memorizado temarios y contenidos curriculares. En el caso de mi hijo pequeño, y por sus características, el proceso vivido con su hermana se está alargando más, pero no hemos renunciado a que consiga trabajar también solo y a solas. Lo vamos logrando poco a poco, en las Lenguas (castellano y gallego) es casi completamente autónomo. En Matemáticas, sin embargo, va a resultar más complicado lograrlo.

Es, por tanto, este segundo objetivo (2) el que me llevó a idear el ejercicio descrito para trabajar la hora: para comprobar que indicaba correctamente la hora que se le pedía, debería sacar fotos que nos servirían para corregir el ejercicio juntos y una vez finalizado. Le divirtió enormemente esta dinámica y acabo diciendo que le encantaba estudiar el tema de la hora y que era “superfácil” (es un optimista nato 😉

Recursos para enseñar la hora a los niños

Recursos para enseñar la hora a los niños

Una vez señalada la hora, el niño realiza una fotografía que nos servirá para corregir el ejercicio posteriormente

Recursos para enseñar la hora a los niños

Aunque el temario de este curso obligaba también a estudiar la hora digital, yo he preferido ignorarlo y dejarlo para más adelante, cuando ya tenga asentado el sistema analógico, para no liarle más de lo necesario. Evidentemente y si lo miramos de forma objetiva, resulta mucho más fácil la hora digital pero he preferido empezar por este otro y afianzarlo porque es el que está más extendido, el que todos utilizamos. Nadie dice “son las once cuarenta y cinco”, sino las “doce menos cuarto”. Introducirle ambos sistemas a la vez no me parece pedagógico, y debo decir que no me lo parece tan sólo para él por sus características, sino para el conjunto del alumnado de esta edad. Sinceramente, no sé en qué piensan los técnicos encargados de elaborar los planes de estudios.

Enlaces relacionados:

– He creado un tablero en Pinterest donde he recogido los recursos que he ido encontrando sobre este tema. Este es el enlace: LA HORA

– Aplicación para aprender a leer La Hora reseñada en Cappaces: Dime la hora

Actividades para trabajar los €uros con niños: billetes

Ayer analizábamos diferentes actividades que hemos utilizado para que a Antón le resultara más fácil comprender el lioso tema de las  monedas. Hoy mostramos el mercadillo que hemos montado en casa para trabajar los billetes de euro. Hemos asignado un valor en euros a diferentes objetos de casa y hemos jugado a las tiendas para darle dinamismo y enmascarar un poco el trabajo y esfuerzo que conlleva. Las cifras asignadas son cantidades redondas que se puedan construir utilizando y combinando diferentes billetes. En el juego hemos manejado inicialmente billetes y, una vez dominados, hemos añadido también algunas monedas de euro.

Esta actividad la realizamos tiempo antes de ponernos a trabajar con las monedas porque el de los billetes resulta un tema mucho más sencillo de entender. La dificultad reside en combinar de forma acertada los billetes y dominar la numeración saltando de 5 en 5, de 10 en 10, de 20 en 20, etc. para obtener la cantidad necesaria para determinado artículo.

El juego nos ha permitido también manejar la suma y la resta, a través del cambio. La caja registradora de juguete nos ha venido genial para esta tarea.

Actividades con billetes de euro para niños

Actividades con billetes de euro para niños

Actividades con billetes de euro para niños

Actividades con billetes de euro para niños

Actividades con billetes de euro para niños

Como hemos utilizado este juego durante varios días, nos han quedado los carteles con el precio ya casi como parte de la decoración de casa. El otro día se le ocurrió a mi santo aparecer sin avisar con un colega del trabajo (=poca o nula confianza). El hombre ha debido alucinar. No ha comentado nada y yo tampoco. A veces resulta mejor callar que dar explicaciones 😉

Enlaces relacionados:

Aplicaciones para facilitar el aprendizaje de las monedas

Actividades con €uros: monedas

Actividades para trabajar los €uros con niños: monedas

monedas de euro y céntimosResulta bastante complicado introducir a los niños en nuestro complejo sistema monetario: el sistema de céntimos, el reconocimiento y discriminación de las diferentes monedas y billetes, las equivalencias entre ellos, la combinación euros-céntimos, monedas-billetes, etc. Resulta un tema enormemente complejo y yo, como buenamente he podido, he ideado una serie de actividades para intentar que mi hijo lo comprenda sin generarle la ansiedad y frustración que la cuestión conlleva. Creo que hemos avanzado bastante y es por ello que comparto aquí nuestra experiencia. A ver si consigo hacerme entender ;)

Lo primero que hemos hecho, ha sido trabajar la identificación y diferenciación de las diferentes monedas. Las hemos agrupado y diferenciado por cajas. Hemos ordenado y dispuesto esas cajitas en función de su valor: de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos, así como de 1 y 2 euros.

Una de las actividades que hemos realizado, consiste en anotar distintas cifras en papelitos bajo los cuales el niño debe colocar las monedas necesarias para componer el valor que se señala. Vamos aumentando el nivel de dificultad de forma gradual.

Intentamos hacer bien clara la distinción Euro/Céntimo utilizando un sistema de columnas. Esta visualización facilitará la comprensión/diferenciación entre ambos valores.

1-Monedas euro

monedas de euro y céntimos

3-Monedas euro

monedas de euro y centimos

En la siguiente actividad, invertimos el proceso: disponemos las monedas ya agrupadas en diferentes cantidades y ahora es el niño quien debe asociar las cifras representadas en los papeles con el montón correspondiente.

monedas de euro y centimos

Una vez dominado este tipo de ejercicios, organizamos una nueva actividad donde las monedas aparecen amontonadas y desordenadas. El objetivo del juego es que el niño haga grupos de 100 céntimos con esas monedas y los sustituya por una moneda de 1 euro. Así entenderá cómo se compone el valor correspondiente a los euros y el por qué los céntimos sobrantes se anotan detrás de estos y precedidos por una coma (,).

Anota en la pizarra la cantidad resultante para visualizar la cifra e integrar los conceptos.

monedas de euro y centimos

 monedas de euro y centimos

monedas de euro y centimos

monedas de euro y centimos

monedas de euro y céntimos

Aunque mi hijo escribe habitualmente utilizando el teclado del iPad/PC debido a sus enormes dificultades respecto a la grafomotricidad, en esta actividad hemos echado mano de la pizarra (cortesía de los Reyes Magos) ya que, y a pesar de sus impedimentos motrices, le motiva enormemente y nos ayuda a dar dinamismo a la actividad. Sirve para convertirlo en un juego ya que tiene muy asociado el iPad a deberes/trabajo. Imagino que cada familia puede recurrir a su propio recurso para que el niño se convenza de que está jugando y no trabajando.

En esta actividad yo le muestro un grupo de monedas en la palma de mi mano y el debe interpretar la cifra y trasladarla a la pizarra, sumando euros por un lado y céntimos por el otro.

monedas de euro y centimos

Espero que estas actividades os puedan ser de utilidad. Lo suyo sería hacer una excursión al súper y experimentarlo en vivo y en directo pero, con esta sucesión de ciclogénesis explosivas que parece infinita, cualquiera pone un pie en la calle…

Enlaces relacionados:

Aplicaciones para facilitar el aprendizaje de las monedas

Actividades con €uros: billetes

Diario ilustrado del Trabajo de Verano

VERANOVaya por delante que las vacaciones, especialmente las de verano, están hechas para descansar. Sin embargo, es un descanso tan prolongado en el tiempo (quizás deberíamos plantearnos imitar a nuestros vecinos del norte a la hora de repartir mejor los períodos vacacionales), que no está de más reservar entre las actividades de nuestros hijos un espacio para el trabajo y el estudio, aunque revestido de un disfraz todo lo divertido y amable que nos sea posible.

El trabajo de verano ha de adaptarse a las circunstancias de cada niño. A mi hija mayor nunca le impuse una tarea de verano, aunque siempre traté de proveerle de un buen kit de libros para estos meses que se adaptaran a sus gustos, intereses y personalidad (cambiantes con el tiempo). La lectura es, sin duda, la actividad más recomendable para este tiempo, permite a los niños seguir aprendiendo mientras se divierten.

Sin embargo, con el enano la cosa es diferente. Las limitaciones motoras e intelectuales condicionadas por su discapacidad, nos obligan a aprovechar este tiempo para trabajar aquellos puntos donde ha encontrado más dificultades a lo largo del curso, a la vez que intentar adelantar algunos de los temas que se le vayan a plantear de cara al año que viene, de forma que el comienzo de curso no se le haga especialmente duro o desmotivador.

He querido dedicar la entrada de hoy a mostrar algunas de las actividades que utilizamos para lograr estos objetivos.

NUMERACIÓN: Estamos aprovechando el verano para trabajar aquellos puntos donde ha mostrado mayores dificultades durante el curso: contar de 2 en 2, de 5 en 5, de 10 en 10, de 100 en 100… Tanto hacia adelante como hacia atrás. He comprobado que necesita visualizar los números en su conjunto para orientarse y desplazarse en la numeración. Contamos con unas hojas plastificadas que incluyen los números entre 1 y 1000. La utilización de una cinta métrica también es un recurso muy útil, ya que permite visualizar los números de forma lineal.

Por otra parte, utilizamos de forma regular las apps de Rubio para ejercitar el cálculo y practicar operaciones aritméticas.

 NUMERACION

MULTIPLICACIÓN: Tratamos también de aprovechar este tiempo para iniciarnos en el mundo de la multiplicación, que centrará el tiempo de las matemáticas el curso que viene. Lo prioritario es que entienda primero este concepto, más adelante intentaremos memorizar las tablas más sencillas. Utilizamos como apoyo algunas de la aplicaciones para multiplicar reseñadas aquí durante las últimas semanas.

 MULTIPLICACION

LECTURA: Aprovechamos cada día para leer un rato. Hemos escogido libros con historias cortas. Resulta difícil encontrar colecciones que se ajusten a este momento de la lectura, cuando los cuentos pensados para los primeros años resultan ya demasiado infantiles y aquellos destinados a “primeros lectores” son aún demasiado complejos, ya que no permiten completar la lectura de la historia en un tiempo máximo de 10/15 minutos. Mi hijo no tiene todavía la paciencia necesaria para leer libros más extensos que requieren de varios días para completar la historia. Hemos encontrado una colección que nos ha gustado mucho es “Mis primeras páginas” de Almadraba.

Recomendación: tirad de biblioteca y seguro que vuestra búsqueda obtendrá resultados. No seleccionéis los libros en función de vuestros gustos o del mensaje que trasmiten. Elegid aquellos que creéis se puedan adaptar a los gustos y personalidad de vuestros hijos. La clave principal para formar lectores es iniciarse en la lectura divirtiéndose, de lo contrario sólo conseguiremos que la aborrezcan. Ya tendrán tiempo de adultos para acudir a libros que les aporten otros valores más allá del puro placer.

No os fieis ciegamente de las recomendaciones de otros, por muy expertos que sean. Nadie conoce a vuestros hijos como vosotros. La mayoría de libros que le apasionaban a mi hija mayor en estos primeros cursos de primaria, a su hermano pequeño no le dicen nada. He tenido que volver a salir a la búsqueda de nuevos temas y colecciones que en nada se parecen a lo que atraía a su hermana.

Aquí os dejo el enlace de algunas de las colecciones que apasionaron a mi hija entre los 6-9 años:

La casa mágica del árbol. SM (Esta es la única serie de los libros heredados de su hermana que también le encanta al enano)

Katie Kazoo. Bruño

Junie B. Jones. Bruño

Judy Moody. Alfaguara

Ruby Rogers. Anaya

Mila y Luna. Montena

Bat Pat. Montena

Gerónimo Stilton. Planeta

Tea Stilton. Planeta

Manolito Gafotas. Alfaguara

Rebasada esa edad y ya en plena preadolescencia, mi recomendación, sin ningún género de dudas, cualquier título de la Colección Juvenil de la Editorial Salamandra. No ha habido ni un sólo libro de esta editorial que, no sólo no haya defraudado a mi hija, sino que todos le han entusiasmado y renovado su placer por la lectura. Ojalá todas las firmas orientadas a este sector de lectores mimaran tanto lo que editan como este sello.

LECTURA

ESCRITURA: Hemos creado un documento en el Pages del iPad titulado “Diario de Verano”. Aquí Antón escribe cada día unas tres líneas en las que describe o narra lo que más le apetece. Resulta infinitamente más interesante y motivador que las actividades incluidas a tal fin en cualquier libro de vacaciones. Una de las lagunas más importantes que detecto en la enseñanza actual es la relacionada con la redacción. Seguro que todos recordamos aquella redacción semanal ineludible de nuestra etapa de EGB. Suponía un ejercicio de escritura y de estímulo de la imaginación impagable que hoy en día parece completamente abandonado. De la misma forma que sólo es posible aprender a leer ejercitando la lectura, resulta imposible aprender a escribir sin el ejercicio continuo y sistemático de la redacción.

REDACCION

Aplicaciones para aprender a multiplicar (4): 2×2=4 Tablas de multiplicar

Enlace versión gratuita en iTunes

Enlace versión gratuita en iTunes

Desarrollador: Aplemak Bros

Idioma: Español

Precio: 2,69 € (versión lite gratuita)

Categoría: Números/Multiplicar

Descripción: Ya hemos comentado que la mayoría de aplicaciones relacionadas con la multiplicación y las tablas se limitan a reproducir la representación simbólica de estas operaciones, sin mayores dosis de originalidad, creatividad o aporte pedagógico y lúdico. Así que nos limitaremos a reseñar tan sólo una entre las que utilizan esta mecánica. Hemos elegido esta en concreto porque, a diferencia del resto, permite seleccionar los números con los que queremos trabajar en la configuración.

Aprender: Representación gráfica de las diferentes tablas. Podemos pasar de una a otra con tan sólo arrastrar el dedo por la pantalla, a modo de páginas de un libro. No se acompaña de audio.

Jugar: Obliga a resolver las operaciones que se plantean. Cada acierto se transforma en un disparo de cañón que nos permitirá deshacernos de los piratas enemigos. Si el tiempo de respuesta es demasiado prolongado, será los piratas quienes nos alcancen a nosotros.

Los ajustes permiten también crear varios perfiles de jugadores y guardar el historial y evolución de cada uno de ellos. Incluye tres niveles de dificultad y también la posibilidad de practicar divisiones.

Si el niño no tiene todavía soltura con las tablas, resulta interesante que juegue acompañado de una chuleta para que no se desmotive. Quizás sea una buena estrategia para que vayan al menos sonándole las tablas y le ayude a memorizarlas de forma lúdica. Aunque insistimos en que ninguna firma ha diseñado una aplicación que exprima todo el potencial del iPad para alcanzar esta tediosa y dura tarea de hacerse con las tablas de multiplicar. O al menos nosotros no la conocemos. Recibiremos encantados y con los brazos abiertos cualquier información sobre apps interesantes que contradigan esta afirmación.

Aplicaciones para aprender a multiplicar (3): Cuadernillos Multiplicación de Rubio

Descarga en iTunes

Descarga en iTunes

Desarrollador: Rubio
Idioma: español, inglés y francés
Precio: 0,89-1,79 €/unid.
Categoría: Números/Multiplicar

Descripción: Aplicación especialmente indicada para niños con dificultades motrices importantes, que les impidan un correcto ejercicio de la grafomotricidad. La práctica es esencial para el dominio del cálculo y, en ese sentido, la app de Rubio facilita esta tarea.

Los cuadernillos virtuales de Rubio les permiten realizar operaciones de forma autónoma e independiente, sin la distracción y las necesidades de concentración que requieren la ejecución de los trazos. Tampoco necesitan recurrir a que otra persona escriba la cifra por ellos, con lo que se pierde parte de la función didáctica y resta eficacia a la actividad principal que es la de calcular. Con esta aplicación, mi hijo puede reflejar por sí mismo la cifra que ha calculado y su ejecución deja de ser un problema. Con esta app puede practicar en las mismas condiciones que cualquier otro niño y deja de estar condicionado por sus limitaciones motrices.

Apps para aprender a Multiplicar (2): Motion Math Wings

Me pregunto si tiene sentido la cantidad de esfuerzo, paciencia y tiempo que los niños deben invertir en la memorización de las tablas de multiplicar. Cierto que el dominio del cálculo es esencial, pero ¿de verdad que merece la pena destinarle tanta energía a estas edades? ¿Cuántos de nosotros adultos dominamos plenamente las tablas de multiplicar? Debo confesar que, al menos yo, tengo varias lagunas (la tabla del 9 se me resistirá eternamente) y, sin embargo, me veo perfectamente capaz de andar por la vida.

Seguramente suponía una necesidad más básica hace algún tiempo, de lo que se ha vuelto hoy en día que llevamos una calculadora siempre a mano en forma de móvil.

De ninguna manera estoy diciendo que no se deba abordar el tema de las tablas y en general los ejercicios de memorización. Claro que son necesarios, tan sólo planteo que quizás se les dedica más tiempo y esfuerzo del que seguramente merecen.

¿No sería más importante y necesario, tal y como analizábamos en anteriores entradas, que les enseñáramos a desarrollar el sentido crítico, a buscar información fiable entre los millones de páginas que hay publicadas en internet, en lugar de que se conformen con lo primero que Google les muestra? ¿No deberían aprender a no reenviar todos los mensajes que reciben sin asegurarse antes de que puedan ser hoax? A todos nos inundan el móvil y el correo con anuncios urgentes y vitales que nos hablan de niñas secuestradas (¡¡con modelo y matrícula del vehículo del secuestrador incluidos!!), alimentos y productos mortíferos, wasaps de pago, cadenas que no debes cortar si no quieres ver desaparecer a toda tu familia o que llegue el fin del mundo…. Aunque, si ni siquiera la mayoría de adultos dedican dos minutos a comprobar la veracidad de estas informaciones, ¿cómo lo van a hacer nuestros niños?

Deberíamos tomarnos en serio una renovación profunda de los programas de estudios para preparar a los alumnos para este nuevo mundo. De la misma forma que ya no resulta necesario saber cómo cazar mamuts, tampoco deberíamos seguir educándolos para resolver problemas que han dejado de serlo, mientras deben aprender a solventar por sí mismos los nuevos que están surgiendo.

En fin, sea como fuere, el caso es que el programa del curso que viene obliga a Antón a memorizar esas combinaciones de números llamadas tablas de multiplicar y en esas estamos. Preparándonos para lo que nos viene….

Motion Math: Wings

Descarga iTunes

Descarga iTunes

Desarrollador: Motion Math

Idioma: inglés (no relevante)

Precio: paquete básico gratuito

Compras integradas. 10 niveles: 5,99€

Categoría: Números/Multiplicar

Descripción: En la anterior entrada hacíamos referencia a la dificultad de encontrar aplicaciones que nos sirvan para iniciar a los niños en la multiplicación de forma fácil, gráfica y, a poder ser, divertida. De entre la multitud de apps que hemos probado, esta que hoy reseñamos es la que nos ha parecido más original y atractiva. Su único inconveniente es su coste: la versión completa que incluye todos los niveles asciende a 6€.

Las actividades incluidas permiten al niño entender el concepto de la multiplicación. Mientras la mayoría de aplicaciones se limitan a reproducir las tablas y su actividades se centran en la resolución de operaciones planteadas de la forma clásica (3×7, 4×9, 2×2, 5×8), el diseño de Motion Math utiliza recursos que ayudan a entender la lógica que se esconde detrás de estas operaciones. Muestra la multiplicación por medio de seis recursos visuales diferentes que ayudan a incorporar e integrar este concepto.

El protagonista de la actividad es un ave que ha busca su nido y ha perdido sus plumas. Por medio de un juego, que marca la velocidad y el rumbo de nuestro amigo, el niño debe resolver distintos problemas relacionados con la mecánica de la multiplicación, que ayudarán a nuestro pájaro a obtener plumas de colores, materiales para su nido y le encaminarán a su destino. El avance a través de los diferentes niveles de juego se realiza por medio de un atractivo plano que guía nuestros pasos y sirve para orientarnos.

Apps para aprender a multiplicar (1): LudoSchool

Autismus Arbeitsmaterial: página con excelentes materiales pedagógicos y creativos

Autismus Arbeitsmaterial: página con excelentes materiales pedagógicos y creativos

Ya están aquí… Las temidas tablas de multiplicar. En realidad, lo abordado a finales de este curso sólo ha sido una toma de contacto y un adelanto de lo que se nos viene encima el que viene. Dadas las evidentes desigualdades de mi hijo respecto a sus compañeros de clase, tenemos intención de aprovechar el verano para ir adelantando trabajo e intentar que el proceso sea menos duro a lo largo del curso que viene.

Me he lanzado a la busca y captura de aplicaciones que nos pudieran servir pero, después de más de cuatro semanas, debo decir que no he encontrado ninguna que me convenza plenamente. Así como en otras materias (lectoescritura, suma, resta, cuerpo humano, fracciones, geografía, etc.) existen multitud de apps interesantes que aúnan utilidad pedagógica, motivación y diversión, lo cierto es que, en lo que se refiere a las tablas de multiplicar no hemos logrado encontrar ninguna que sea realmente de utilidad, independientemente de su aportación en cuanto a originalidad y entretenimiento.

 Estos días reseñaremos algunas de las que más nos han convencido entre el material encontrado en ese caos llamado App Store (¡¡¿¿cuándo se van a decidir a incorporar filtros que faciliten un mínimo la búsqueda de aplicaciones??!!)

Tablas de Multiplicar – LudoSchool

Descarga en iTunes

Descarga en iTunes

Desarrollador: LudoSchool

Idioma: español, inglés, francés y alemán

Precio: 1,79 €

Categoría: Números/Multiplicar

Descripción: Esta aplicación de LudoSchool centrada en la multiplicación, repite el mismo esquema de otras apps de este mismo desarrollador reseñadas aquí con anterioridad. En este caso, la “actividad libre” se centra en el aprendizaje de las tablas que seleccionemos, mientras que en “juego” se deben resolver las operaciones planteadas con ayuda de un marcador para seleccionar la cifra y un pulsador para comprobar el resultado.

Valoración: Al igual que la mayoría de aplicaciones que hemos localizado que trabajan el tema de la multiplicación, esta app resulta útil para reforzar las tablas una vez que se han aprendido. Sin embargo, no ayuda a memorizarlas ni a comprender el sentido de esta operación.

 En el apartado dedicado a aprender las tablas, al tiempo que el muñeco rosa las verbaliza, se nos muestra un gráfico en el lateral derecho de la pantalla que intenta reforzar ese aprendizaje por medio de la visualización. Sin embargo, y a mi modo de entender, este recurso fracasa en su intento de representar de forma gráfica las tablas.

A la hora de buscar aplicaciones relacionadas con la multiplicación, me he centrado en encontrar apps que representaran de forma visual y práctica la mecánica de las tablas. Sin éxito. Así que he acabado recurriendo a distintos elementos como garbanzos, botones o ceras, para lograr que mi hijo entendiera en qué consiste la acción de multiplicar y entendiera la utilidad de memorizar las tablas. Formo grupos que contienen el mismo número de elementos y él debe formular la operación que corresponda: 3 (grupos) x 5 (garbanzos), 7 (grupos) x 2 (ceras). Después, buscamos el resultado de ese planteamiento en la tabla de multiplicar y hacemos un cómputo global de todos los elementos para que compruebe que efectivamente equivale a lo que la tabla nos ha indicado.

Mimi el mono que cuenta: app para aprender a contar y sumar

Descarga iTunes App Store

Descarga iTunes App Store

Desarrollador: AR Entertainment

Idioma: Español

Precio: 1,79 €

Categoría: Numeración / Sumar

Descripción: Aplicación que podemos utilizar tanto para iniciar al niño en la numeración como en la suma. Consta de tres niveles de dificultad:

Nivel 1 (Contar): El niño debe seleccionar, entre los números correlativos entre 0 y 9 que aparecen en el lateral izquierdo de la pantalla, aquella cifra que represente la cantidad de frutas que se muestran en el centro de la pantalla.

Nivel 2 (Sumar): Sumas sencillas donde cada sumando se representa con frutas. Ayuda al niño a comprender que está uniendo en una sola cifra objetos reales y no sólo números abstractos.

Nivel 3 (Contar + Sumar): En este nivel, el niño deberá establecer las cifras de los sumandos (a partir del número de frutas representadas en dos grupos diferentes), además de calcular el total de la operación.

Cada uno de estos niveles está, a su vez, subdividido en grupos de cinco ejercicios. Al finalizar cada uno de ellos, se nos muestra el porcentaje de aciertos/errores obtenido por el jugador.

Valoración: El recurso de representar cada cifra con la cantidad equivalente de frutas nos parece muy interesante, ya que ayuda al niño a entender tanto la numeración como la suma, como algo real y concreto, más allá de un mero proceso de abstracción. Representa un método sencillo pero creativo, que contribuye a introducir a los niños/alumnos en el tema de forma dinámica y clara. El niño añade/quita (el equivalente a sumar/restar) de forma natural e intuitiva. Este tipo de ejercicios les ayuda a comprender que la numeración y la adición no son más que la representación simbólica de esas acciones que ya realizan de forma espontánea.

Love to Count. Aprendiendo números, cálculo y formas en el mundo pirata

apps para niños

accede a descarga en iTunes a través de la imagen

Desarrollador: Next is Great

Idioma: inglés

Precio: 3,59 €

Categoría: Aprendo a contar / Sumar / Restar / Formas

Descripción: Love to Count plantea actividades que permiten al niño comprender la forma en que las matemáticas ayudan a resolver cuestiones prácticas. Su principal objetivo es el de iniciar al niño en esta materia, a través de planteamientos lúdicos y gratificantes. Demuestra, de forma creativa, la idea de que los números son un indicador de orden, tiempo, peso y medida, dando así respuesta al deseo natural de los niños de encontrar orden en el mundo de los números y las formas. Cada problema se presenta como un juego divertido e interactivo, lo que motiva enormemente al niño en su resolución.

Objetivos a alcanzar a través de las diferentes actividades:

  • Reconocer la secuencia de números entre 1 y 10
  • Contar hacia delante y hacia atrás
  • Sumar y restar
  • Reconocimiento de figuras geométricas simples
  • Diferenciación derecha/izquierda
  • Fracciones simples (mitades, tercios y cuartos)
  • Entender la relación entre los números cardinales y los ordinales

Destacan las cuidadas ilustraciones y la profusión de elementos interactivos. La ambientación nos sitúa en el mundo de los piratas y proliferan iconos clásicos que asociamos a este universo (barcos, mapas del tesoro, cofres, joyas, parches, loros, tiburones).

Cuenta con un sistema de recompensa que motiva al niño. Consiste en coleccionar una serie de letras hasta conformar la clave que permitirá llenar nuestro cofre de los más variados tesoros: peluche, cuento, tren, muñeca, pelota, cohete, dinosaurio, hucha, tablero de ajedrez, caballito de madera, etc.

La configuración ofrece la posibilidad de crear varios perfiles, con lo que el juego puede ser utilizado por más de un niño. Además, guarda los progresos alcanzados y los tesoros obtenidos, permitiendo retomar la actividad en el punto en que se dejó.

Una de las características más interesantes de esta cuidada aplicación, es la inclusión de un gráfico para cada uno de los perfiles, lo que permite a los padres hacer un seguimiento de los progresos realizados por el niño o niños. Esta gráfica distingue cinco apartados: sumar, restar, formas, contar y ordenar. Muestra la cantidad de aciertos obtenidos al primer intento, así como los niveles completados.

Valoración: El principal problema de esta aplicación, es que sólo está soportada en inglés. Esto no ha supuesto, sin embargo, ningún problema para mi hijo. Las actividades son muy intuitivas y el diseño del juego permite realizar la mayor parte de ellas, aún sin ser capaces de desenvolvernos en este idioma.

La única dificultad se refiere a un par de actividades, como la que nos pide contabilizar el número de piezas de una determinada forma geométrica, dentro de un grupo mayor. O aquella otra que exige localizar una figura en función de su posición (ejem. segunda por la izquierda, primera por la derecha). El niño no va a tener dificultad en completarlas a través del método de eliminación pero, a cambio, los resultados que obtenga en estos apartados de su gráfica no serán fiables. Como contrapartida, supone una ventaja para que, a través de este método prueba-error, pueda llegar a aprender el nombre de las figuras geométricas y de los números ordinales en inglés.

También de Pirate Trio: Shapes & Puzzles

Parchís y recuerdos de infancia

He descubierto que los héroes de mi infancia también pueden ser los de mis hijos. Con la mayor funcionó: Pippi Calzaslargas, mi heroína por antonomasia, fue su referente durante toda la etapa de infantil. La diferencia con el personaje de Astrid Lindgren sólo la marcó el sexo de su mascota: no se separaba de un mono de peluche al que llamaba Señorita Nilson. Y en lugar de soñar con Eurodisney como la mayoría de sus compañeros, su ilusión era poder visitar algún día la casa de Pippi, Villa Kunterbunt, recreada en una isla de Suecia.

Después pasó a La casa de la pradera, Verano Azul, Los ángeles de Charlie, Ana de las Tejas Verdes… Se hizo tan entusiasta de estas series como en su día su madre. Ahora que es pre-adolescente, estamos entrando en otra fase: Grease, Dirty Dancing, El guardaespaldas

Acaba de descubrir Fama (la serie de televisión, no el largometraje de Alan Parker que me parece todavía demasiado fuerte para una niña de 12 años) y está entusiasmada. Ha sustituido a Pippilotta Viktualia Rullgardina por Coco Hernández en su universo mitómano, ha decidido destinar sus ahorros a estudiar en el High School of Performing Arts de Nueva York y se pasa el día en mallas y calentadores viendo tutoriales en Youtube para aprender a hacer el spagat. Que levante la mano la que no llevara calentadores a principios de los 80 o no conserve alguna lesión de aquella época intentando realizar esa contorsión sin calentar y a lo bestia.

Lesiones de adolescencia que se sumaban a las de la infancia de la década anterior: algún brazo roto imitando a Kelly, Jill y Sabrina (nosotras) o Starsky y Hutch (ellos), un aplastamiento si tenías la mala fortuna de formar parte de la fila inferior de la torre de Con ocho basta que tanto nos gustaba reproducir, un esguince rodando entre matorrales y maleza inspirándonos en Laura Ingalls y sus hermanas o alguna cicatriz en la rodilla huyendo del pringao a quien le tocara ejercer de Doctor Infierno, si tenías la suerte de hacerte con los preciados roles de Koji Kabuto (ellos) o Sayaka (nosotras). También recibimos más de una patada de los múltiples autodidactas en artes marciales que surgieron gracias a Kung fu o La frontera azul. Cuántas historias podrían contar los descampados de los 70 (ahora invadidos por urbanizaciones sin tendales a la calle o hileras de adosados). Los sábados se inundaban de indios, vaqueros, piratas, mujercitas, tarzanes, marisoles… Podía saberse qué película habían pasado esa tarde por televisión con sólo asomarse a la ventana y echar un vistazo a “la campa de Félix”.

Y, aunque nos cansemos de señalar que la infancia de ahora no es como la de antes, los sueños de mi hija son exactamente los mismos que yo tenía a su edad. A lo mejor ella sí que consigue cumplirlos. O quizás logre algo aún mucho más grande que triunfar en Broadway, como lo es disfrutar de unos hijos tan maravillosos como ella y su hermano.

Aunque he intentado enganchar también al pequeño a las series y mitos de mi infancia, ha ofrecido mayor resistencia. Al contrario que a su hermana, no le han interesado nunca Marco, Heidi, La abeja Maya, Los tres mosqueperros ni Vickie el vikingo. Ha sido por tanto una sorpresa, el entusiasmo que acaba de despertar en él el descubrimiento de Parchís, el grupo musical de los 80. Ha convertido a Tino, Yolanda, Gemma, David y Frank en sus nuevos héroes y le entusiasma todo su universo: canciones, películas, videoclips, fotografías.

Así que ha sido la excusa perfecta para retomar este juego de mesa que constituye, además, un interesante recurso para trabajar la numeración y el cálculo.

Parchís! Lite

Enlace iTunes App Store

Enlace iTunes App Store

Desarrollador: Cubbic

Idioma: español, inglés

Precio: versión lite gratuita

Versión completa: 1,79€

Categoría: Ocio / Juegos para compartir

Descripción: Esta aplicación permite jugar al parchís tanto contra el dispositivo, como en la modalidad multijugador. Constituye un excelente vehículo para fomentar las relaciones interpersonales y la inclusión de aquellos niños con mayores problemas en cuanto a la motricidad, ya que la versión digital de este juego facilita su participación.

Los juegos de reglas como el parchís, permiten además hacer comprender la importancia de que existan normas y de que se respeten. Los niños aprenden que, de la misma forma que las reglas contribuyen al placer y la diversión en el juego, son también fundamentales en la vida real, ya que aportan seguridad, facilitan la convivencia y evitan conflictos. Más adelante, sería necesario enseñarles también que cuando una norma o ley es injusta, es lícito no acatarla y luchar por cambiarla. Nuestra realidad actual está tristemente plagada de ejemplos en este sentido.

En la versión gratuita, la partida finaliza al introducir una ficha en la meta. Si queremos completar el juego, deberemos adquirir la versión ampliada por 1,79€.

Enlaces:

Versión lite gratuita

Versión completa (1,79€)

Aplicaciones para aprender a contar progresivamente

Desarrollador: Cahier´décole/LudoSchool

Idioma: español, inglés, francés y alemán

Precio: 1,79 € (iPad) / 0,89 (iPhone)

Categoría: Aprender a contar

Contar de 1  a 20 - LudoSchool 1Contar del 1 al 20

La configuración de la aplicación permite seleccionar la numeración a trabajar entre 1-10 ó 1–20. Facilita la posibilidad de adaptarlo a los progresos del niño.

Contamos con la posibilidad de elegir entre dos tipos de actividades:

Juego: un simpático personaje rosado nos pide que contemos los animalitos que desfilan por la pantalla, a elegir entre conejos, osos o pingüinos. Una vez contabilizados, se debe seleccionar la cifra correcta entre los números que aparecen dispuestos en la parte inferior de la pantalla, inscritos en círculos. Cada vez que se completa una serie de diez ejercicios, se hace un recuento de los fallos/aciertos realizados.

Actividad libre: Aparecen nuevamente dispuestos los números entre 1-10 / 1-20, en función de la opción que hayamos seleccionado. Esta vez, el número de personajes que desfilan por la pantalla dependerá de la cifra señalada por el niño.

En ambas actividades aparece una línea discontinua, marcada por una mariquita, que separa las figuras de cinco en cinco con objeto de facilitar su recuento. Considero que en este nivel del proceso de aprendizaje de la numeración, resulta muy difícil para el niño ejecutar esta actividad. Podemos, sin embargo, retomarla y utilizarla en el futuro, ya que esta visualización facilita enormemente la comprensión a la hora de contar en series de cinco.

Contar en otros idiomas: la aplicación está soportada también en inglés, francés y alemán. Ofrece la posibilidad de utilizarla también con niños que, a pesar de tener ya afianzada la habilidad de contar, puedan aprovechar la actividad para aprender la numeración en otros idiomas.

Enlaces:

Contar del 1 al 20 (iPad: 1,79 €)

Contar del 1 al 20 (iPhone: 0,89 €)

 

Contar de 1 a 50  - LudoSchool

Contar del 1 al 50

Las actividades reproducen la misma dinámica que en la versión anterior (juego/actividad libre), sólo que esta vez los personajes aparecen dispuestos en cinco hileras correspondientes a las diferentes decenas entre 1 y 50.

Para marcar la cifra, utilizamos unos iconos en forma de setas de diferentes tamaños y colores: las setas grandes representan decenas, mientras las pequeñas corresponden a unidades; las de color verde sirven para sumar y las rojas restan.

La actividad permite varias posibilidades: contar hacia adelante/hacia atrás; sumar/restar de uno en uno ó de diez en diez.

Enlaces:

Contar del 1 al 50 (iPad: 1,79 €)

Contar del 1 al 50 (iPhone: 0,89 €)

 

Contar de 1 a 100  - LudoSchoolContar hasta 100

Esta versión sigue exactamente el mismo esquema que la anterior. Se añaden aquí cinco nuevas hileras de decenas, hasta completar la centena.

Se deberían haber integrado estas dos versiones en una sola aplicación, tal y como ocurría con “Contar del 1 al 20“, permitiendo seleccionar la cifra a practicar en los ajustes. Es por ello que os aconsejamos que os ahorréis el coste de una de ellas y descarguéis únicamente la que incluye la numeración hasta 100.

Enlaces:

Contar del 1 al 100 (iPad: 1,79 €)

Contar del 1 al 100  (iPhone: 0,89 €)

 

Contar hasta 1000 - LudoSchoolContar hasta 1.000

La última versión de estos juegos educativos de LudoSchool permite practicar series hasta 1.000 y completar así el dominio casi total de la numeración. Esta vez, la cifra se representa en un marcador compuesto por diferentes casillas que se corresponden a unidades, decenas, centenas y millar.

Dentro de un cubo, que hace de contenedor del millar, se representan los dígitos en que se descompone la cifra. Un código los diferencia en función de distintos colores (rojo: unidades, azul: decenas, verde: centenas) y de la superficie proporcional que ocupan dentro de la caja. Permite visualizar de forma casi material la cifra expresada en el marcador.

Esta versión tiene un inconveniente bastante importante y es que el audio indica la cifra requerida una sola vez. El niño debe concentrarse atentamente en cada una de las casillas del marcador para pasar los números hasta localizar el correcto. Es probable que durante el proceso acabe perdiendo de vista la cifra global que se le pedía. Esto obliga a acompañar al niño en el juego y recordarle la cifra cada vez que pierde el hilo. Este problema se solucionaría, si dispusiésemos de un icono que nos recordara la cifra a marcar. En la parte superior de la pantalla aparece un interrogante amarillo que seguramente se ideó con este objetivo pero que, en la práctica, no funciona. Esperamos que en futuras actualizaciones se pueda solventar este inconveniente que aunque no es demasiado grave, resta autonomía al niño a la hora de ejecutar la actividad.

Enlaces:

Contar hasta 1000  (iPad: 1,79 €)

Contar hasta 1000  (iPad: 0,89 €)

Aplicaciones para facilitar el aprendizaje de las monedas

caja registradoraEl euro ha estado en mi vida durante una cuarta parte de mi existencia. Los inicios de nuestra relación resultaron bastante difíciles. Pensé que jamás conseguiría aceptarlo ni cambiar mi chip mental pesetero. Lo cierto es que, poco a poco y sin apenas percibirlo, he conseguido olvidarme de las pesetas e integrar plenamente la nueva moneda. Y resulta que ahora, precisamente ahora y después de más de una década de lucha y aceptación, vuelvo a añorar las pesetas.

La causa: mi hijo ha llegado a esa temida lección de las monedas y el manejo del dinero, que se incluye en la programación de este curso. Soy consciente de cuantísimo le habría facilitado ese aprendizaje la añorada peseta. Realmente resulta muy complejo para un niño que casi acaba de aprender a contar, no sólo dominar el concepto del dinero, sino llegar a entender también la diferencia entre el valor de céntimos y euros. Es una auténtica pesadilla. Así que vuelvo a tener un motivo más para odiar esta divisa, causa y origen (a mi modesto entender) de la compleja situación económica, laboral y social en que nos encontramos.

Hemos recurrido a algunas aplicaciones que pudieran facilitarnos esta labor. Sin embargo, no hemos logrado encontrar ninguna que nos convenza plenamente a la hora de introducir a los niños en este tema. Las apps que hoy reseñamos resultan útiles para reforzar ese conocimiento de forma lúdica, pero resulta recomendable iniciarse en esta cuestión a través de monedas reales. Así que, llevamos varias semanas con la mesa repleta de cajitas con diferentes monedas, intentado que comprenda este complejo sistema monetario. Resulta interesante utilizar la tecnología como apoyo, pero hay ocasiones en que nada más útil que recurrir a métodos tradicionales y objetos reales. Defiendo la necesidad de alternar metodologías, instrumentos y actividades, escogiendo en cada momento aquellas que mejor se adapten a las necesidades pedagógicas de la materia y a las habilidades cognitivas y motrices del niño/alumno.

El primer paso se refiere al reconocimiento y discriminación de las monedas. Nosotros hemos comenzado con las monedas de céntimo antes de pasar a las monedas y billetes de euro. Lo hemos hecho con un sistema de cajitas donde agrupamos las monedas de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos. Cada caja contiene el equivalente a 1 euro: 100 monedas de 1 céntimo (por fin hemos encontrado utilidad a esas monedas que resultan más difíciles de encontrar en la cartera que una lentilla), 20 de 5 céntimos, 10 de 10 cts., 5 de 20 cts. y 2 de 50 cts. Junto a cada cajita, hemos colocado una moneda de 1€ para que comprenda que todas esas monedas contienen el valor equivalente a un euro. De esta forma, puede entender mejor que resulta poco práctico ir por la vida con la cartera llena de monedas de céntimo. Comprende la utilidad de las monedas y billetes de euro, como una forma más compacta de transportar dinero.

A pesar de lo rudimentario, este sistema de cajitas le está ayudando a mi hijo a comprender este complejo tema. Es muy visual y concreto: el valor de las monedas deja de ser una abstracción para convertirse en algo real y tangible.

Composicion Monedas

El segundo paso consiste en asignar una función práctica al dinero. El niño debe entender que toda esa teoría tiene una función práctica, que el dinero sirve para obtener productos y servicios. Un recurso genial consiste en “jugar a las tiendas”, una actividad que, al menos a mi hijo, le entusiasma. Hemos montado un súper en el salón y nos alternamos el rol de cajero y cliente. Hemos elaborado también una lista en un tablón con el nombre y precio de los productos. Así que aprovechamos este juego simbólico para trabajar la lectoescritura, la numeración/suma/resta y las monedas en una misma actividad. Utilizamos una de esas cajas registradores de juguete que incorporan una calculadora. Es un tema muy complejo, así que nos tenemos que armar de paciencia y buscar recursos lúdicos para que no les provoque el rechazo que merece.

El último paso para dominar este tema debería ser decidir con qué monedas / billetes pagar y aprender a manejar el cambio. Me temo que con todo lo anterior tenemos suficiente por ahora y vamos a tener que dejar para más adelante este nivel. De momento, intentamos aprovechar ciertas situaciones para que vaya asimilando toda esa teoría. Intentamos que nos acompañe cuando vamos al súper y tratamos de explicarle en la caja la situación que se nos presenta: a veces pagamos con el número exacto de monedas/billetes que nos piden mientras que, en otras ocasiones, nos devuelven dinero porque hemos entregado un número mayor al del importe de la compra.

Cuando salimos a tomar algo le encargamos que pida la cuenta en la barra (algo que le encanta). Analizamos con él el importe y valoramos qué tipo de monedas/billetes debemos utilizar para pagar. Este paso de los euros y billetes todavía no lo entiende tan bien como el de los céntimos, pero es cuestión de tiempo y madurez que lo consiga.

Lo más sencillo y que mejor comprende, por ahora, son las transacciones en la tienda de chuches. Son productos de pequeño valor y evitamos así mezclar céntimos con euros. Él sabe que cada chuche cuesta 5 céntimos, “negociamos” entonces cuántas va a comprar y, en función de la cantidad que acordemos, calculamos el número de monedas que le harán falta. Al principio manejábamos sólo monedas de 5 céntimos, ahora ya utilizamos las de 10, 20 y 50. Es genial, porque ha acabado entendiendo que esta última moneda es la que más chuches le reporta.

 

Todos los niños tienden, al principio, a establecer el valor del dinero en función de su cantidad: consideran la magnitud de sus ahorros, en función del número de monedas que poseen. A mi enano le ha venido tangando su hermana mayor desde hace años, cambiándole las monedas de la hucha como quien intercambia cromos. El resultado es que en su hucha abundaban las monedas y billetes de euro, mientras la de su hermano estaba repleta de monedas de céntimos. Él estaba encantado: su hucha pesaba más y le fascinaba el ruido de las monedas al chocar entre sí.

Del mismo modo, también le dan más valor al dinero en moneda que en papel. Puede deberse a que las monedas son percibidas como algo más tangible y real, o porque exista algo atávico en ellas, el caso es que es algo que les ocurre a la mayoría de niños. He comprobado que esto complica enormemente el aprendizaje del tema de la moneda, porque cuesta un mundo derribar este prejuicio que tienen tan interiorizado: “a mayor número de monedas, más dinero”. Así que, resulta aconsejable desmontarles de este error lo antes posible.

Estas son las aplicaciones que nos han resultado más útiles para reforzar el tema de las monedas, una vez se cuenta ya con ciertas nociones básicas.

Euro€: monedas y matemáticas

Euro€_ Coin Math for kids

Enlace descarga en iTunes App Store

Desarrollador: Joy Preschool Game

Idioma: español, inglés, francés y alemán

Precio: 1,79 € (versión lite gratuita)

Categoría: Monedas

Descripción: Consta de siete actividades diferentes, a través de las cuales se persiguen determinados objetivos como: reconocimiento de las monedas, asociación con su correspondiente valor, decidir qué monedas utilizar a la hora de pagar y manejo del cambio. Cada respuesta correcta se premia con una moneda que se guarda en una hucha. Con este dinero, el niño podrá adquirir diferentes productos para abastecer una nevera virtual que se utiliza como ejercicio de recompensa.

Valoración: Aplicación interesante para iniciar al niño en el complejo tema de la moneda. Nos gusta especialmente el recurso al frigorífico, ya que ayuda a hacer real esa abstracción que representan las monedas: el niño aprende a través de esta actividad que el dinero sirve para adquirir productos reales, que tienen un precio concreto relacionado con el valor de las monedas. Al principio, comprará sin pensarlo demasiado pero, una vez compruebe que se ha quedado sin dinero, la siguiente vez que le toque rellenar su nevera será más selectivo y cuidadoso.

Enlaces:

Euro€: monedas y matemáticas (versión lite gratuita)

Euro€: monedas y matemáticas (versión completa: 1,79€)

 

Monedas en la selva

Enlace descarga en iTunes App Store

Enlace descarga en iTunes App Store

Desarrollador: Jungle Education

Idioma: español, inglés, francés, alemán, italiano y holandés.

Precio: 2,69 €

Categoría: Monedas

Descripción: Actividades que se incluyen:

Aprender: Ejercicio que permite familiarizarse con las diferentes monedas. Ofrece también ejemplos prácticos que establecen sus equivalencias.

Buscar: Actividad que facilita el ejercicio del reconocimiento de monedas.

Contar: Debemos averiguar el valor total del conjunto de monedas que se nos presentan.

Comparar: Se comparan dos montones de monedas de diferentes valores. El objetivo es establecer si uno de ellos es de mayor, igual o menor valor que el otro.

Cambio correcto: Ejercicio de compra virtual, cuya finalidad es determinar el cambio derivado de esa transacción.

Valoración: Esta aplicación resulta más compleja que la anterior y requiere de un mayor dominio del tema por parte del niño. También es cierto que ofrece más posibilidades respecto a la configuración, lo que posibilita adaptarla a las características y necesidades específicas de cada alumno.

Dispone de seis niveles de dificultad: en el primero tan sólo se manejan monedas de 1, 2 y 5 céntimos, los siguientes niveles van incorporando nuevas monedas hasta incluir todas las de céntimo y euro. El nivel 6 es editable y nos permite decidir qué monedas queremos trabajar en las actividades.

El apartado “Divisa” ofrece la posibilidad de seleccionar el tipo de moneda que nos interesa: euros de diferentes países comunitarios, dólar (estadounidense, australiano o neozelandés), libra esterlina, franco suizo, rublo ruso, corona sueca y yen japonés. Sugerente ajuste que permite utilizar esta app también con niños mayores o incluso útil para que se familiaricen con ciertas monedas de países a los que tengamos pensado viajar con ellos.

Constituye una aplicación interesante para reforzar y ejercitar esta materia de forma lúdica y sin necesidad de tener a mano monedas reales.

Dr. Panda, Enséñame – Preescolar

apps para niños

Descarga versión lite en iTunes

Desarrollador: TribePlay

Idioma: español, inglés, francés, alemán, holandés, japonés y chino

Precio: 1,79 €

Versión lite gratuita

Categoría: Primer Aprendizaje

Advertencia: No compatible con iPad-1

Descripción: Esta aplicación varía de las que hemos reseñado hasta ahora de la colección del Dr. Panda ya que, aún sin abandonar su carácter lúdico, tiene un enfoque más didáctico. Está orientada al aprendizaje de ciertos conocimientos que tienen que ver con el reconocimiento de formas, colores y tamaños, el análisis y observación de semejanzas y diferencias, reconocimiento de siluetas, memorización, introducción a la numeración, etc. Incluye también juegos de lógica como puzles y rompecabezas.

El juego nos sitúa en un entorno virtual conformado por cuatro paisajes diferenciados por su fauna, flora y clima: la granja, el bosque, la jungla y la Antártida . Cada uno de estos mapas nos conduce a diez actividades distintas, además de incluir divertidos elementos interactivos que dotan de un carácter lúdico a todo este aprendizaje.

El niño avanza de forma progresiva en estos juegos educativos cuya complejidad se va incrementando a medida que afianza sus conocimientos. Incluye además un juego de recompensa donde los aciertos son premiados con animales que le permitirán construir un zoo personalizado.

Una vez que los niños adquieran y refuercen ciertos conocimientos básicos, se puede utilizar esta aplicación para introducirles en otros idiomas ya que está soportada también en: inglés, francés, alemán, holandés, japonés y chino.

Enlaces:

Dr. Panda Enséñame – Preescolar (versión lite gratuita)

Dr. Panda Enséñame – Preescolar (versión completa 1,79€)