Verdades y mentiras en la red

verdades y mentiras en la red, hoaxHace unas semanas Antón y yo nos sentábamos en la sala de espera de una consulta rutinaria. Después de estudiar para el control de Conocimiento del Medio del día siguiente, repasar la tabla del 3 y jugar cien partidas al ahorcado, él se sumergió en Youtube y yo en Facebook, gracias a la conexión wifi libre que pueden disfrutar los usuarios de una hospital público que no mencionaré, no sea que Telefónica o alguna de esas compañías que tanto se esmeran en hacernos la vida más fácil, interpongan una denuncia y nos corten la conexión. Por lo visto, no tienen problema en que los megacentros comerciales ofrezcan wifi gratuito a sus clientes pero sí los organismos públicos.

Abrí el enlace a una noticia tan fascinante como increíble: una chica de Liverpool había emprendido una travesía a través del Atlántico y, tras una serie de vicisitudes, había acabado recalando en la playa de una isla desierta donde vivió durante siete años. Pudo ser rescatada gracias a un chico de Minnesota que descubrió a través de una imagen de Google Earth la señal de S.O.S que la náufraga había escrito en la arena de la playa. Una historia increíble que, sin embargo, incluía algunos detalles que me la hicieron creer verosímil. O quizás fui víctima del más mortal de los aburrimientos.

El caso es que caí en eso que tanto critico a muchos de mis contactos: me creí un hoax y aunque no lo compartí con mis contactos, hice algo muy parecido que fue comentárselo a Antón en voz alta. Y al igual que yo, encontró la historia fascinante y se la creyó por completo. Con la diferencia de los treinta y cinco años que nos separan…

De vuelta a casa, siguió haciéndome preguntas en el coche y analizamos juntos lo increíble que resultaba todo: el hecho de que una chica de ciudad pudiera sobrevivir en una isla desierta, sola y sin medios, que ninguno de los grandes canales de noticias hubiera incluido esta información, más teniendo en cuenta que el gigante de internet andaba de por medio y que no habría dejado pasar la ocasión para publicitar su herramienta… Había demasiados flecos que comentábamos y analizábamos en voz alta. Le dije que en cuanto llegáramos a casa comprobaríamos la autenticidad de la noticia y así lo hicimos.

No hubo más que poner el nombre de la desdichada inglesa en el buscador de Google para comprobar que se trataba de un hoax. Antón pasó del asombro al estupor: ¿por qué alguien se inventaba una noticia y la difundía en internet? No pude darle respuesta a esto pero la anécdota le sirvió para conocer de primera mano que estas cosas pasan: que en internet (como en la  vida) hay mentiras. Y aunque cometí el error de no comprobar la veracidad de la noticia antes de comentarla con él, el incidente nos sirvió para aprender muchas cosas: que los errores son la mejor forma de aprendizaje, que los padres no lo saben todo y a ellos también pueden engañarles, los pasos a dar en la red para verificar una noticia. Si le hubiera dicho sin más: Antón, ten cuidado y no te fíes de todo lo que encuentres en internet, no hubiera aprendido nada.

Existen padres y docentes contrarios a la tecnología precisamente a causa de todas las características negativas de la red: sobreabundancia de información, mentiras, falsedades y medias verdades, acoso…. Esta afirmación no puede servir como excusa para expulsar la tecnología e internet del aula. Internet resulta fundamental en la sociedad que hemos o estamos creando, así que también resulta imprescindible enseñarles a nuestros niños a manejarse en la red. Y esto resulta muy difícil cuando la mayoría de los propios adultos no sabemos hacerlo. Todos recibimos decenas de hoax vía wasap, correo-e o redes sociales y lo peor es que contribuimos a darles difusión por no tomarnos la molestia de comprobar su veracidad, algo que apenas lleva medio minuto.

A veces no se trata de no saber, sino de no ser conscientes, de creernos todo lo que nos llega porque nos lo ha enviado alguien de confianza. Vale, bien, ese contacto no te suele mentir o engañar pero la fuente de su fuente (puede haber cientos de personas por medio) sí puede hacerlo. Así que tenemos que hacer conscientes a los niños de que no todo lo que aparece en internet es verídico o fiable, ni tampoco cualquier noticia o enlace que nos envía un amigo. Exactamente de la misma forma que tampoco todo lo que aparece en las ediciones en papel de los periódicos ni en los libros es cierto. Se han escrito miles de libros que sólo contienen patrañas, noticias inventadas o no documentadas ni contrastadas. Internet es sólo otro formato más, sólo que más accesible y con una cantidad mucho mayor de información. Información que hay que enseñarles a gestionar.

No debemos utilizar la idea de las falsedades que circulan por la red para expulsar internet de la vida de los niños. Todo es aprendizaje, incluso las mentiras y las falsedades. Tal y como ocurrió en el caso que comentaba al inicio de esta entrada sobre la pobre Gemma Sheridan. Me arrepentí de no haberlo contrastado antes de contárselo a Antón pero resultó la forma más eficaz de trasladarle esta realidad a mi hijo. Me sirvió para enseñarle de forma práctica a razonar, cuestionar, profundizar e investigar. Y esa debería ser la tarea de la escuela en relación a la tecnología.

Al mismo tiempo, debemos ser conscientes de que es un mundo nuevo para todos, también para nosotros y si no aprendemos a manejarnos en él, difícilmente podremos guiar a nuestros hijos/alumnos. Este es un camino de ensayo-error a recorrer juntos. Estamos obligados a descubrir un nuevo mundo junto a nuestros niños y al mismo tiempo que ellos. Y, sobre todo, debemos perder el miedo a decir: “No lo sé, pero vamos a averiguarlo juntos”. Yo lo hago constantemente con mis hijos y puedo asegurar que es maravilloso y muy enriquecedor.

Google Earth app for iPad

Enlace descarga en iTunes

Google Earth

Desarrollador: Google Inc.

Idioma: español y otros

Precio: gratuita

Categoría: Conocimiento / Geografía

La experiencia aquí relatada también nos sirvió para descubrir Google Earth. Le había hablado con anterioridad sobre esta herramienta pero nunca le prestó atención. La falsa noticia le ayudó a descubrir que existía y sus hipotéticas utilidades. Me pidió que le bajara la aplicación y le fascinó.

Buscamos la zona donde donde vivimos y comprobamos que aparecía con una nitidez asombrosa, seguimos descubriendo otros rincones de nuestro pueblo y Antón pasó media tarde enredado con esta herramienta: “¡Mamá, mira mi cole!” “Mamaaaa, también viene la casa de los abuelos!!!” Buscó el prado donde tienen la cabaña del árbol, el barrio de los primos de Bilbao, su playa preferida…

Curiosamente, esa misma tarde teníamos que repasar el tema de Conocimiento del Medio dedicado a lo que significa vivir en comunidad, a los diferentes tipos de localidades, el municipio y sus servicios. ¿Acaso no resulta mil veces más interesante, instructivo y pedagógico examinar las diferencias en las características de una aldea, un pueblo y una ciudad volando sobre ellas de forma virtual a través de Google Earth que mirando las aburridas (y poco esclarecedoras) fotos del libro de texto?

 

Actividades para trabajar el Movimiento de Rotación y Traslación de la Tierra

 Además de señalar aquellas apps que hemos utilizado para trabajar el tema de este comienzo de trimestre, me gustaría también compartir aquí otros recursos de los que nos hemos servido para que Antón pudiera visualizarlo mejor. Algo imprescindible para que él sea capaz de entender cualquier materia o concepto. A veces resulta difícil encontrar la forma en que pueda “tocar” aquellos conceptos demasiado abstractos, pero en este caso ha resultado relativamente sencillo.

MOVIMIENTO DE TRASLACIÓN DE LA TIERRA

Convertimos una naranja en el Sol y una manzana en la Tierra, mientras un pequeño sacapuntas redondo hace las veces de Luna. Movemos la manzana alrededor de la naranja, mientras la Luna da, a su vez, vueltas alrededor da la Manzana-Tierra.

Movimiento de Traslación de la Tierra

Movimiento de Traslación de la Tierra

 

MOVIMIENTO DE ROTACIÓN DE LA TIERRA

Aumentamos un poco la sofisticación de nuestros recursos y, esta vez, convertimos una lámpara en el Sol que proyecta sus rayos sobre la Tierra y nos ayuda a comprender mejor la sucesión de los días y las noches.

Movimiento de Rotación de la Tierra

Movimiento de Rotación de la Tierra

Si colocamos la lámpara en el centro de la habitación y damos vueltas a su alrededor con la bola del mundo en la mano, dispondremos de otro recursos para visualizar el Movimiento de Traslación. Si, además, situamos los cumpleaños de diferentes miembros de la familia en distintos puntos de la habitación (en esa elipsis imaginaria), ayudaremos también a recordar que ese movimiento requiere de un año para completarse, al tiempo que permite comprender y visualizar la sucesión de las estaciones.

PARTES DE LA GEOSFERA

Una simple manzana le ha ayudado a entender todo lo que se esconde bajo nuestros pies, en el interior de la Tierra:

Núcleo: semilla

Manto: parte carnosa

Corteza: monda

Partes de la Geosfera

Partes de la Geosfera

 

LAS FASES LUNARES

El recurso a la lámpara y la bola del mundo nos ha servido también para estudiar las diferentes fases lunares. No es exactamente riguroso, pero al menos me ha servido para convencer a Antón de que la Luna no se estira ni encoge o desaparece, tal y como él imaginaba.

Luna Llena

Luna Llena

Cuarto Menguante

Cuarto Menguante

Luna Nueva

Luna Nueva

Cuarto Creciente

Cuarto Creciente

En el magnífico blog de Anabel Cornago, El sonido de la hierba al crecer, hemos encontrado también una actividad chulísima para trabajar este tema: Hacemos una rueda con las fases lunares 

Planets: app sobre el Sistema Solar y las movimientos de rotación y traslación de la Tierra

Aplicación para estudiar el Sistema Solar

Enlace a descarga en iTunes

Desarrollador: QContinuum

Idioma: Español

Precio: Gratuita

Categoría: Conocimiento / Ciencia

DESCRIPCIÓN:

La aplicación se compone de cuatro actividades:

Cielo 2D: Visualización del cielo en 2 Dimensiones. Se representa como si fuese una brújula, con un icono que representa el Sol. Si lo tocamos podremos obtener información sobre la hora en que amanecerá y anochecerá en el punto del planeta donde nos encontremos. Esta parte de la actividad funciona, efectivamente, como una brújula que nos ayuda a señalar los cuatro puntos cardinales y a comprobar cómo el Sol se sitúa en aquel señalado en el plano.

Podemos desplazarnos con el niño, iPad en mano, y comprobar su funcionamiento. En diferentes posiciones y en diferentes momentos del día. De esto modo, comprenderá mejor las diferentes localizaciones del Sol sobre la línea del horizonte.

Cuando se hace de noche, este mismo mapa en 2D reflejará las diferentes constelaciones que podemos observar en el cielo.

Cielo 3D: Representación en 3 dimensiones del Sistema Solar tal y como lo observaríamos desde nuestra posición en la Tierra. La zona que aparece en verde en la parte inferior de la pantalla, representa el suelo y se acompaña con marcas que señalan los distintos puntos cardinales desde los que ejerceríamos esa observación de los planetas y de las constelaciones que aparecen en el cielo.

Visibilidad: Nos indica las horas a las que serán visibles los diferentes planetas, así como aquellos que serán visibles desde nuestra posición y aquellos que no.

Mundo: En esta opción contamos con un icono en la parte superior derecha que nos permite seleccionar, entre los ocho planetas del Sistema Solar, aquel que queramos observar. Una vez seleccionado, se representa ese planeta rotando. Podemos pararlo en el punto del globo que nos interese con un sólo toque, impulsarlo de nuevo, aumentar la velocidad de rotación, observarlo desde diferentes ángulos, etc.

Es la actividad a la que más partido le hemos sacado y que por sí sola ya justifica esta aplicación. Tenemos casi permanentemente seleccionada la Tierra y nos gusta observarla por las mañanas, a la hora del desayuno, y en el momento de acostarnos por la noche. Lo primero que hace mi hijo es buscar la señal roja que indica en qué parte del mundo nos encontramos nosotros y comprueba que, efectivamente, la aplicación no se engaña y es día o noche en función de la hora a la que lo observamos.

Lo que le gusta hacer a continuación, es ir girando la esfera para observar en qué momento del día se encuentran en otros países: cuando nosotros desayunamos, señala una isla alargada profusamente iluminada y me dice que los niños japoneses seguramente estén cenando y preparándose para ir a la cama. Le divierten muchísimo este tipo de apreciaciones. De la misma forma que, por la tarde, cuando estamos haciendo los deberes, los niños nepalíes estén en pleno sueño o que, por la noche, cuando nosotros nos disponemos a leer el cuento que señala el final de su día,  los australianos estén a punto de entrar al cole. Le resulta increíble…

VALORACIÓN:

Esta aplicación no sólo ha ayudado a mi hijo a entender el Movimiento de Traslación o Rotación de la Tierra, sino que también le ha venido genial para aprender geografía de una forma amena y práctica. Es capaz de localizar los diferentes continentes e incluso varios países.

Los polos, con sus nieves perpetúas, son la mejor forma de visualizar la influencia que los rayos solares ejercen sobre la Tierra en la práctica y las consecuencias que tendría no contar con este astro.

Nos encanta observar también la parte de la Tierra donde es noche cerrada: ver aquellos países donde hay montones de ciudades que iluminan toda su geografía y aquellos otros menos urbanizados donde apenas aparece iluminado el perfil de la costa. Este tipo de observaciones también nos ayuda a aprender diversos conceptos sobre Geografía Humana: distribución de la población y de la riqueza, etc.

El otro día paró la Tierra y me hizo la siguiente reflexión: si no la volviese a poner en marcha, sería siempre de noche en una parte y siempre de día en la otra. Y hablamos sobre en qué zona nos gustaría quedarnos. Después de valorar los pros y los contras de ambas opciones, llegó a la conclusión de que sería mejor quedarse en el día perpetuo. Me dijo que, entonces, los que se hubiesen quedado a oscuras querrían venir a vivir a la parte del Día. ¿Qué haríamos? ¿Les dejaríamos venir a todos? ¿No seríamos demasiados y estaríamos muy incómodos? Me dejó loca cuando me respondió que sí que habría que acogerlos porque, si nos hubiese tocado a nosotros en la “parte oscura” del mundo, también nos habría gustado que “los del Día” nos dejasen vivir en su zona.

No puedo evitar pensar que algo similar ha ocurrido en las últimas décadas con los movimientos migratorios en el mundo. Y “los del Día” no nos hemos portado demasiado bien con “los de la Noche”. Quizás, ahora que la Tierra se ha movido para volverse a parar y esta vez nos ha tocado en el lado oscuro, paguemos cara esa falta de generosidad.

Lo que más me gusta del mundo

apps para niños iPad

Enlace descarga en iTunes App Store

Desarrollador: Tulabooks

Idioma: español, catalán e inglés

Precio: 3,59 €

Categoría: Conocimiento / Otras culturas

Descripción: La aplicación incluye cuatro apartados con diferentes objetivos y actividades:

LEE: Cuento interactivo con ilustraciones fantásticas, que utiliza para su narración unas maravillosas voces infantiles. Su argumento nos habla sobre la diversidad y la tolerancia.

APRENDE: Esta es, sin duda, la sección más innovadora y que más nos gusta, tanto a mi enano como a mí. La actividad nos presenta dos hileras de elementos:

  • La superior conformada por niños de diferente procedencia: Paul (francés), Meichi (japonesa), Nanuk (inuit), Maui (polinesio), Kilari (andina), Sarabi (africana), etc.
  • En la inferior se disponen diferentes temas: comidas, casas, animales, árboles, instrumentos, juegos..

La combinación de ambas nos permite acceder a información concreta sobre cada uno de los elementos de la fila inferior, en relación a distintos lugares del planeta: juegos de Polinesia, animales de Groenlandia, comida peruana, edificaciones europeas, etc. A mi hijo le gusta completar toda la información de cada niño antes de pasar al siguiente.

Este apartado viene a ser un diccionario enciclopédico infantil virtual y además interactivo, ya que permite al niño decidir qué tipo de información quiere consultar. Los niños pueden acceder a información de forma lúdica y conocer, entre otros muchos datos, en qué consiste y cuándo se inventó el Mahjong, el tipo de vegetación y fauna que habitan Groenlandia, la enorme variedad de quesos que se elaboran en Francia, el proceso de fabricación de un iglú, que el “ula miaka“ es una versión polinesia de nuestra petanca (juego que le entusiasma especialmente a mi hijo) o que al maíz se le conoce con el nombre de “choclo“ en Perú.

JUEGA CON: En esta sección se nos presentan diferentes actividades, cada una de ellas liderada por alguno de nuestros amigos del mundo:

– Paul: creación artística

– Meichi: música

– Sarabi & Kilari: emparejamiento de tarjetas

– Nanuk: originales puzles

– Maui: formas geométricas en el espacio

COMPARTE: Esta actividad nos proporciona un lienzo en blanco y unos botes de pintura de distintos colores para desarrollar el potencial artístico del niño. Ofrece la posibilidad de guardar las obras e incorporarlas a la galería de imágenes de nuestro dispositivo mediante el icono que representa una cámara fotográfica. Otro de los iconos nos da la oportunidad de compartirlas en una galería pública administrada por Tula Ediciones.

Valoración:Lo que más me gusta del mundo” es una de las aplicaciones más interesantes que hemos descargado en nuestro iPad. Las actividades son sugerentes e imaginativas, con un diseño pensado para este soporte digital. Esto es algo que valoro enormemente ya que, con frecuencia, nos encontramos cuentos y actividades que se limitan a reproducir lo que ya nos ofrece el formato en papel, sin explotar las inmensas posibilidades que las tabletas ofrecen. El resultado es que, si se trata de leer y/o escuchar cuentos e historias, sin otras incorporaciones ni novedades, mi hijo sigue prefiriendo el libro en papel. Así que, cuando esperaba encontrarme más de lo mismo (teniendo en cuenta, además, la relación de los desarrolladores de esta app con el mundo editorial), me he llevado una enorme y agradable sorpresa.

Entre los muchos elementos que convierten esta aplicación en una auténtica maravilla, se encuentran un diseño original y creativo, unas ilustraciones fantásticas, una estupenda banda sonora, efectos sonoros sugerentes y un audio atractivo y muy cuidado. Por otra parte, y en lo que a educación en valores se refiere, el mensaje que transmite resulta un canto a la diferencia, la diversidad y la tolerancia. Así que, aunque el precio de la aplicación os pueda resultar en principio excesivo, lo cierto es que lo vale con creces.

El de Tulabooks es un proyecto que nació como una web donde se seleccionaba y recomendaba tanto libros como aplicaciones infantiles. Después de un año, los responsables de esta empresa radicada en Barcelona se han lanzado a la creación y comercialización de sus propios materiales en forma de experiencias lectoras (libros, CDs de música, aplicaciones y bolsas de manualidades). Les deseamos la suerte que su proyecto se merece.

Países y Ubicaciones. App para aprender Geografía

apps para niños

Pincha sobre la imagen para descargar la aplicación

Desarrollador: Quizen

Idioma: Español

Precio: 0,79 €

Categoría: Geografía

Descripción: La actividad nos presenta un mapa político mudo de una determinada zona geográfica donde se resalta un país concreto. El objetivo del juego consiste en señalar el nombre de dicho país entre las cuatro opciones que se nos ofrecen.

Incluye diversos niveles de dificultad: básico, medio y experto. Mientras que en el nivel básico no se imponen restricciones de tiempo, los dos últimos sí otorgan un número concreto de segundos para contestar las preguntas. A medida que el niño progresa en sus conocimientos, puede ir ascendiendo niveles.

El objetivo del juego consiste en acertar correctamente el mayor número posible de preguntas, con el fin de acumular puntos antes de que se agoten nuestras vidas. Tenemos a nuestra disposición un icono que representa un interrogante al que podemos acudir en caso de no conocer determinada respuesta.

La configuración nos permite seleccionar el número de continentes sobre los que queremos trabajar. Resulta recomendable que el niño afiance perfectamente sus conocimentos sobre el continente en el que se ubica su país, antes de extenderse por otras áreas geográficas.

Valoración: Descargué esta aplicación el curso pasado en los días previos al examen de Conocimiento del Medio que tenía mi hija (6º de Primaria). En lugar de memorizar la monótona y absurda lista de países europeos con sus correspondientes capitales, se divirtió aprendiendo con esta aplicación. El juego le permitía, además, ubicar los diferentes países en el emplazamiento geográfico correspondiente.

Sorprendentemente, aprobó el examen por los pelos… Todavía recuerdo lo mucho que se enfadó conmigo porque fue la peor nota que obtuvo en esta asignatura en todo el curso, mientras que la mayoría de sus compañeros, que habían estudiado por el método tradicional, habían obtenido unos resultados estupendos.

Reflexión personal: es imposible para cualquiera, niño o adulto, aprenderse la compleja lista de países y capitales europeas en tan sólo una semana. Teniendo en cuenta, además, que el número de países europeos se ha duplicado desde que nosotros estudiábamos y que algunos nombres no nos resultan ni siquiera familiares.

El modo en que la mayoría de los niños de la clase estudió el tema (que es el modo que impulsa el sistema), les permitió obtener buenas notas en el tipo de examen que el sistema utiliza. Si tan sólo tres días después se hubiera repetido esa misma prueba ¿cuántos niños hubieran contestado las preguntas correctamente?. Personalmente, me parecía más interesante que mi hija supiera tan sólo la mitad del listado pero que, a cambio, sus conocimientos estuvieran afianzados y que fuera consciente de que esos países y esas ciudades no eran entes abstractos, sino lugares reales con una forma, unos límites y un emplazamiento concreto en el planeta.

Ahora que retomamos el curso escolar, deberíamos reflexionar acerca del modelo de educación del sistema actual y de su utilidad respecto a la formación de nuestros hijos, como seres humanos y como futuros trabajadores. Lamentablemente, estoy convencida de que el actual modelo ha fracasado en ambos campos.

Recomiendo este interesante reportaje del programa Redes sobre la educación. A través de la recopilación de documentación, datos y entrevistas a diversos expertos, llega a una conclusión escalofriante: la educación, tal y como está planteada actualmente, no sirve para el mundo de hoy.

Se trata de un sistema concebido tras la Revolución Industrial que trataba de formar individuos que se pudieran desenvolver en el nuevo mundo que entonces surgió. En los últimos cincuenta años, el sistema productivo de las sociedades occidentales, nuestro sistema, ha vivido una gran transformación como consecuencia del desmantelamiento del tejido industrial y su traslado a otras áreas geográficas. Nuestro mundo está ahora dominado por los sistemas de información y ese hecho es el que debería fraguar la educación actual, del mismo modo en que la revolución industrial modeló la educación hace 150 años.

No os perdáis la entrevista con Ken Robison que se incluye en el vídeo (13:20).