Ese más adelante

angustia por el futuro de hijos con discapacidad

©Charo Bañobre

Nací sin sentido de la orientación. No es que lo tenga poco desarrollado, atrofiado o sea torpe orientándome. Lo que intento decir es que carezco por completo de esta habilidad.

Ayer volvió a ocurrirme. Tenía que ir a recoger a Misanto a un lugar concreto en el que he estado cientos de veces pero al que nunca había accedido desde casa. Puede parecer increíble pero sólo sabía llegar si partía de otro punto, porque acabo memorizando los trayectos para no perderme. Empecé a trazar el recorrido en mi cabeza, desde la misma puerta del garaje. Una vez, dos, tres, veinte… No había manera. Llegaba un punto en ese camino mental en el que me colapsaba y me perdía. No importa las veces que volviera al punto de partida, me resultaba imposible completar el trayecto.

Al final, desistí y decidí llamar a ese rastreador nato con el que convivo para que me explicara cómo llegar, aún a sabiendas de la que me iba a caer. Llevo más de veinte años escuchándolo. Porque a ese ser, capaz de orientarse en la ciudad más caótica que pueda existir o atravesar a tientas el bosque más recóndito, no le cabe en la cabeza que la mía esté así diseñada. Yo tampoco entiendo cómo, a estas alturas de la vida, no haya por fin aceptado que soy así y que poca esperanza queda ya de que vaya a desarrollar esta facultad.

El caso es que hoy, reflexionando sobre esta incapacidad mía, me ha dado por pensar que ojalá me ocurriera lo mismo cuando proyecto el futuro de Antón y me lo imagino mañana, el mes que viene, con 12 años, con 18, con 35… Sería maravilloso que en esos momentos me ocurriese lo mismo que cuando intento trazar un recorrido en mi cabeza. Ojalá mi mente se colapsase y se estancara en unas semanas vista, en unos pocos meses y no proyectara imágenes de ese más adelante que me encogen el estómago y me oprimen el corazón.

Cross that bridge when you come to it. Ojalá pudiese materializar esta expresión a la que tanto se recurre en nuestra Familia Joubert. Que tantas veces utilizamos como respuesta cada vez que alguien comparte en voz alta una angustia que le asalta, un interrogante, una incerteza… Ojalá aprendiese a no anticipar todos esos puentes que amenazan nuestro camino y sólo me preocupara por cómo cruzarlos una vez que los tengamos delante.

Cross that bridge when you come to it

©Charo Bañobre

Comments

  1. Esa sensación de encogerse el estómago como bien dices, es algo que se está produciendo en mi vida, más de lo que yo quisiera. Ese puente para mí ahora mismo es la E.S.O. lo tenemos frente a nosotros y no se como lo vamos a atravesar.
    Me quito el sombrero a tu Blog Carmen.

    • Ay, Belén, no sé ni qué decirte… No quiero ni imaginar siquiera esa etapa. Mucha suerte, seguro que también conseguiréis cruzar ese puente como todos los anteriores. Un beso enooooorme para Víctor. Cuídate mucho 😘

  2. La cuestión no es cruzar el puente cuando llegues a él (que lo hacemos, vaya si lo hacemos), la cuestión es que atravesamos tantos ríos, arroyos y hasta pantanos que sabemos que detrás de un tramo de camino, hay otro puente, y otro, y otro… No podemos evitar pensar en ellos, en cómo de seguros serán, o si están por construir y hay que ponerse a ello. Nuestro camino es así, viviendo el día a día, pero oteando siempre más allá de mañana para que el camino no se detenga. Ánimo ❤

  3. Yo soy de las de caminante no hay camino se hace camino al andar. Es decir, solo miro para el suelo que piso para no tropezarme y caerme y voy escogiendo por donde voy, pero nunca pienso en el final del camino. Así soy más feliz. Tienes unos hijos que son dos tesoros y tiraran adelante con dificultades pero cada uno llegara a donde tenga que ir. Un beso enorme y gracias por hacer un uso estupendo de mis fotos.

  4. Cómo te entiendo, bueno os entiendo a tod@s! Yo me enfrenté al puente desde la perspectiva: “Otros ya lo han cruzado, que puedo aprender de ellos”. Cambie de carrera y ahora trabajo con jóvenes adultos con discapacidades, les busco empleo y tengo el privilegio de trabajar con muchas familias que ya han cruzado el puente y me enseñan miles de cosas cada dia. Ahora se lo que se puede y no se puede, ahora le he echado un vistazo al futuro y tengo claro lo que hay que cambiar para que les sea más fácil a nuestros hijos… y en eso estoy😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s