Cerrado por vacaciones

Cappaces se toma unas semanas de descanso.

¡¡¡¡¡FELIZ VERANO!!!!!

Volvemos a vernos en septiembre 🙂

IMG_6187

Feliz día, Sirena

hermanos de niños con discapacidadPor estas mismas fechas, hace ya algunos años (más de la mitad de la vida para ti), nos pediste que te regaláramos para tu 6º cumpleaños un libro escrito por sirenas, para poder demostrar que realmente existían.

Has sido siempre única y especial. Y aunque creas que este blog es por y para Antón, y porque seguramente muchas veces también sientas que mi vida gira sólo entorno a él, quiero que sepas que los dos sois lo más grande de mi existencia. Que nunca ha existido una niña tan generosa como tú, que desde el día en que tu hermano llegó a casa, supiste entender sus circunstancias, quererle, apoyarle y demostrar una generosidad infinita para cederle el protagonismo principal en nuestra familia. Te quiero, mi vida.

Imagen

Palabras

palabras y lenguaje, discapacidad, diversidad funcionalAyer estábamos en la playa y Antón me hizo una observación sobre los chicos de al lado: habían arrojado a la arena las colillas de los cigarrillos que acababan de fumar.

Qué maleducados…”, dijo. Y, a continuación, se desarrolló la siguiente conversación:

– Pues sí, cariño. Además, si no están bien apagadas, alguien podría pisarlas y quemarse.

– Yo de mayor no voy a fumar.

– Pues haces bien porque es una porquería. Yo antes fumaba y siempre estaba malita: tosía, no podía respirar bien y me cansaba mucho cuando subía las escaleras.

– Pues yo no pienso fumar porque ya tengo una enfermedad y no quiero tener más.

(Y es en ese momento, cuando se me hace un nudo en la boca del estómago)

– ¿Qué enfermedad tienes tú, cariño?

– Una que no me acuerdo cómo se llama.

– Eso no es una enfermedad, mi vida, es una discapacidad. Significa que hay algunas cosas que las haces de forma distinta a otras personas, pero no es una enfermedad. Ya lo hemos hablado muchas veces. La tía Rosi no oye y habla con las manos.  ¿A ti te parece que está enferma?

– No

– Pues tú tampoco. Enfermedad es eso que tuviste con aquel nombre tan raro, mononucleosis, y que no pudiste ir al cole durante un montón de días. Estabas muy cansadito y te encontrabas mal, ¿te acuerdas?

– Sí

– ¿Y lo entiendes ahora?

– Sí

Pero mucho me temo que sólo durará hasta la próxima vez que escuche a alguien decir, refiriéndose a él, que “está enfermo” o “tiene una enfermedad”. Niños o adultos que emplean ese tipo de expresiones, casi siempre con la mejor de la intenciones, para justificar algunas de sus limitaciones. Ha escuchado estas frases tantas veces que, independientemente de lo que insistimos en transmitirle en casa, ha acabado convencido de que realmente es así.

Y hay quien sigue defendiendo que las palabras no son importantes si no se emplean con mala intención. Las palabras sí son importantes y hacen daño independientemente de la intención con que se utilicen.

Resulta paradójico que esta situación la viviéramos ayer, cuando fui a la playa buscando un poco de paz para olvidarme de la horrible situación que habíamos vivido un grupo de madres en Facebook, a raíz de las palabras utilizadas por una editorial. Una editorial especializada en Educación Especial que describía como “deficientes” a los niños con diversidad funcional, mientras que a los alumnos sin discapacidad los denominaba “niños normales”.

Las palabras son importantes. Vaya si son importantes.

Toca Train

apps para nños, aplicaciones infantiles

Descarga en iTunes

Desarrollador: Toca Boca

Idioma: sin audio voz

Precio: 2,69 €

Categoría: Ocio / Vehículos

Advertencia: No compatible con iPad-1

Descripción Aunque esta es la aplicación tocaboquiana que menos me atrae, lo cierto es que a mi enano le entusiasma. La utilizó durante días cuando la descargamos inicialmente y es una de las apps a las que recurre con mayor frecuencia.

Le encanta accionar la sirena del tren cada vez que una casa asoma en el paisaje, asociar relaciones de parentesco entre los pasajeros que suben y bajan del tren o seleccionar ciertas mercancías para su transporte ferroviario. Su padre entiende menos que yo la gracia que le encuentra pero a él le encanta volver sobre Toca Train y emprender sus viajes. Queda probado que los diseñadores de Toca Boca entienden los vericuetos de la mente y el espíritu de nuestros hijos mucho mejor que nosotros mismos.